Archivo | emoción RSS feed for this section

Promoviendo la sostenibilidad con Creatividad y Emoción: Un enfoque alternativo desde la cultura

11 Abr

Para ser uno de los mayores retos a los que se enfrenta la Humanidad los ODS son poco conocidos.  De acuerdo con el Barómetro presentado en el reciente IV Foro Cultura Empresa dedicado a la sostenibilidad, el 60 % de los profesionales declaran conocerlos poco… o nada. Un síntoma de que a veces la dirección de las empresas, o sus responsables de RSC  abanderan planes de sostenibilidad, pero olvidan implicar a los empleados , esos que trabajan de cara al público, o la hacen funcionar cada día.

AntonioResines

¿Cultura, empresa y sostenibilidad?

Partimos de la base de que la sostenibilidad, woke capitalism o legítima estrategia, está experimentando un auge impresionante: el 43% de los encuestados en el Barómetro Cultura Empresa manifiestan que sus empresas han realizado proyectos relacionados con la misma, porcentaje que se ha duplicado con respecto a hace cuatro años, cuando se realizó el primer Barómetro.  La mayor parte de estos proyectos son mejoras en la propia actividad de la empresa, pero en segundo y tercer lugar se citan actividades de promoción  de la sostenibilidad con empleados (43%) y las de concienciación de la sociedad (39%).

 Cuando nos planteamos hace un año dedicar el IV Foro Cultura Empresa a la sostenibilidad, teníamos muchas preguntas. Por ejemplo ¿Cómo pueden colaborar el mundo de la empresa y el de la cultura para promover la sostenibilidad? ¿Hay valor añadido en esa colaboración? ¿Está abierto el sector cultural a colaborar con la empresa en este objetivo?  Hoy, preparando el ebook que resume sus conclusiones, creemos tener algunas respuestas ( y propuestas)

 Algunas tienen que ver precisamente con los dos objetivos empresariales mencionados, la promoción de la sostenibilidad entre empleados y la concienciación de la sociedad. Edición tras edición en el Foro se ha reconocido a la cultura su fortaleza  en creatividad  y capacidad de generar emoción. Su capacidad de hacer magia. Lo que se transmite de forma creativa y emocionante moviliza y se recuerda. Y todo lo relacionado con la sostenibilidad, también.

Slide1

 Estas fortalezas, combinadas con la vocación que  la cultura siempre ha tenido de concienciación en temas sociales, ofrecen un gran potencial para las empresas comprometidas con la sostenibilidad, potencial que merece la pena explorar Pero ¿Está dispuesto el sector cultural a colaborar con las empresas en proyectos de sostenibilidad? Depende: solamente un 18% de los gestores culturales colaboraría con empresas en estos proyectos sin ninguna condición. Un 36 % lo haría dependiendo de sí la empresa cumple ciertos requisitos, y para un 45% esta posible colaboración depende del tipo y formato del proyecto. Apenas un 1% de los encuestados jamás colaboraría con empresas en temas de sostenibilidad.  De alguna forma, una empresa que desarrolla este tipo de proyectos, tiene más credibilidad de cara al exterior, puesto que mayoritariamente los agentes culturales no quieren arriesgar la suya con cualquier tipo de alianza.

Pero este Barómetro también aporta una enseñanza importante para la cultura: un 35 % de sus encuestados reconocen que la sostenibilidad en su sector es peor o mucho peor que en otros. Museos, teatros, exposiciones, conciertos, … hay mucha tarea por delante en difundir, adoptar y formar en prácticas de sostenibilidad en múltiples iniciativas culturales.  Como paso inicial en este empeño se diseñó el Manifiesto ¡Claro que podemos hacer algo! que recoge  compromisos concretos y asumibles para su implantación en el propio sector.

Este manifiesto que se presentó en el transcurso del IV Foro Cultura Empresa por Magüi Mira y Antonio Resines cuenta ya con un numero creciente de firmas y apoyos de artistas, empresarios culturales y asociaciones.

 2030 está a la vuelta de la esquina. Acelerar la implantación de un modelo global de desarrollo sostenible es imperativo y urgente, y requiere explorar nuevas alianzas como la que aquí se proponen. Tal vez deberíamos haber empezado mucho antes a desarrollarlas, pero como dice el viejo proverbio africano “El mejor momento para plantar un árbol fue hace veinte años. El segundo mejor momento, es hoy”