Archivo | Formación RSS feed for this section

Si buscas empleo, aunque no quieras eres un emprendedor

1 Oct

rawpixel-648562-unsplash

Muchas veces te han dicho que buscar empleo es un trabajo. Más concretamente es como ser un emprendedor: quien busca empleo no tiene jefe ni horario, su oficina es su casa, él mismo diseña su plan, prioridades y objetivos. Para quien busca empleo la red de contactos y la actividad comercial son esenciales

Durante  la pasada Jornada de Emprendimiento y Búsqueda de Empleo organizada por la Cámara de Comercio de Zamora, presentamos y debatimos una serie de ideas para tener éxito en ese reto emprendedor (particularmente si es la primera vez que te enfrentas a él). Las compartimos contigo en este post esperando que te sean útiles

  • Gran parte de oportunidades  surgen de tu red de contactos, a veces de la parte más alejada de tí. Hay que darla la importancia que merece, extenderla y tenerla informada de tu búsqueda. Si ninguno de sus miembros te pueden ofrecer un empleo, es posible que sepan de alguien que si pueda hacerlo
  • Acude a Foros, Charlas y Eventos vinculados a tu especialidad: te puedan orientar y puedes ampliar tus contactos y detectar oportunidades
  • Las redes sociales te pueden ayudar, pero también pueden ser un obstáculo si no las manejas con sentido común. Antes de publicar,  piensa que se lo estás enviando a tu futuro empleador
  • Las habilidades son un elemento diferencial: dominio de el/ los idiomas, capacidad de improvisación, habilidad para las relaciones sociales, capacidad analítica, responsabilidad…
  • Sintetiza tu CV: La síntesis es una gran habilidad. Además, quien lo va a leer no puede dedicarle mucho tiempo. Céntrate en lo esencial
  • Infórmate sobre la empresa en la cual vas a solicitar trabajo (¡San Google!)  Identifica el encaje de tus habilidades con su estrategia, necesidades y objetivos
  • Adapta tu CV y la carta de presentación que lo acompaña a cada caso… ¡ojo con las faltas ortográficas!
  • Ten preparadas referencias
  • La actitud es importante. Un empleador te puede entrenar, formar y enseñar pero difícilmente pueden cambiar tu actitud, la forma en que percibe que afrontas  retos y oportunidades
  • Pon en valor tus experiencias no profesionales: viajes con recursos mínimos, habilidades artísticas, logros deportivos, actividades de voluntariado…
  • Repasa y registra tus experiencias laborales, académicas y vitales mas notables Te  servirán para ejemplificar habilidades en entrevistas y conversaciones informales
  • Prepara una lista de preguntas incómodas y sus respuestas. Amplía la lista en base a tus entrevistas y ensaya; pero ensaya de verdad, con un entrevistador simulado; para ello…
  • …intégrate con otras personas que busquen empleo, comparte experiencias y contactos. Buscad ayuda desinteresada de profesionales sénior que os orienten, ensayad con ellos y entre vosotros entrevistas o grupos de debate. Grabaos con el móvil y así seréis más conscientes de vuestras fortalezas y puntos de mejora

Y sobre todo recordad que como cualquier emprendedor, cuando buscamos empleo nos enfrentamos a fracasos de los cuales debemos aprender; buscar empleo es una habilidad que tiene una curva de aprendizaje y ese aprendizaje es parte de nuestros activo personal. En el futuro todos nos veremos en esa situación con mucha mayor frecuencia que hasta ahora. Y el futuro nunca ha estado mas cerca

Mentoring y techo de cristal: “En esta empresa puedes llegar a cualquier puesto siendo mujer (siempre que no se note)”

18 May

Slide1Participar en el pasado congreso de Ellas Suman como ponente fue todo un reto. Menos de un cinco por ciento de los participantes éramos hombres, que constato disfrutamos de la estimulante sensación del aprendizaje fuera de la zona de confort.

Reto y aprendizaje fue para mi preparar la ponencia “La brecha entre las de 30 y las de 50”. Con el objetivo de proponer algunas hipótesis realicé entrevistas con mujeres profesionales y con un grupo de veteranas sociólogas, y desarrollé una encuesta on line entre profesionales de ambos sexos; Estos elementos me ayudaron a ajustar lo que me decía la experiencia en selección y el desk (¡google!) research.

La primera conclusión es que hay elementos muy significativos comunes a hombres y mujeres en la brecha entre menores de treinta y mayores de cincuenta, por ejemplo: la cultura digital frente a la analógica o el trabajo en red frente a la estructura jerárquica. Cuando se rompe el ordenador, buscamos al menor de treinta. Cuando hay un cambio en la empresa lo primero que hacemos los mayores de cincuenta es pedir el nuevo organigrama. Sin embargo, las mujeres se enfrentan a retos diferenciados a partir de los treinta, (según el INE, la edad promedio para del primer y posiblemente único hijo, son los treinta y un años).

Es el “reino del cristal”, donde aparecen barreras hasta entonces invisibles, como son el glass cliff , ( frecuencia anormalmente elevada de mujeres en puestos directivos con alta probabilidad de fracaso, detectada por Michelle Ryan and Alexander Haslam de la Universidad de Exeter) y la conocida como “techo de cristal” una de cuyas expresiones, es la frase que titula este post, pronunciada por una ejecutiva durante las entrevistas previas al congreso . Otro ejemplo detectado en la encuesta mencionada: cerca del 80% de los hombres declaran que prefieren jefes masculinos, mientras que las mujeres no muestran una preferencia ( 51 % preferirían un jefe mujer, frente aun 49% hombre) El entorno laboral sigue teniendo reglas no escritas generalmente masculinas. Slide1Las mujeres profesionales de más de cincuenta años ya han gestionado el paso del “techo de cristal” como pioneras, y en cualquier caso han sido más conscientes del mismo: para ellas era un techo opaco . Un ejemplo extremo es el de Bettina Kadner, primera piloto de Iberia quien además tuvo que persuadir al ministerio para que permitiera a las mujeres ser pilotos comerciales. A las menores de treinta años, por la libertad, autonomía y éxito académico experimentados, les resulta difícil anticipar la existencia de “techos de cristal”. Según la encuesta tienen buena autopercepción de sus capacidades, destacando en gestión de RRSS y recursos informáticos, gestión de marca personal e innovación y creatividad si bien reconocen un punto débil, en la gestión del estrés. Varias de las entrevistadas previamente al congreso explicaron que la falta de preparación para el “techo de cristal” provocaba en bastantes casos la salida de la empresa y a veces el paso a autónomas o empresarias. Por otro lado las mujeres de menos de treinta valoran muy positivamente el papel que las mayores de cincuenta tienen en sus carreras: A la frase las profesionales de mas de 50 pueden ser un gran apoyo en mi carrera profesional le otorgan un grado de acuerdo de 3,8 en una escala de 1 a 5 , y mas aún a la valoración del mentoring por parte de estas profesionales veteranas (4,3)

De alguna forma las mayores de cincuenta son pioneras que han superado con éxito el paso del “territorio cristal”, y poseen la experiencia y el conocimiento para apoyar a sus compañeras mas jóvenes.

Es cierto que hay una brecha entre las de treinta y las de cincuenta. La buena noticia es que el mentoring es el puente que contribuye felizmente a superarla

5 Claves 5, para fomentar reuniones productivas

1 Abr

reunion-trabajo-con-movil

La reuniones son una de las actividades empresariales más productivas…. o más frustrantes dependiendo de los hábitos y el entrenamiento de sus participantes.

Reunir a los ejecutivos de una empresa y alejarlos de sus quehaceres diarios es una inversión importante para la empresa. Según algunas fuentes, las empresas medianas dedican el 30% de su tiempo a reuniones mientras que las grandes compañías pueden llegar hasta el 50%. Mejorar la rentabilidad de esa inversión es una importante ventaja competitiva. Se tiene asumido que las reuniones pueden durar mucho tiempo; tal vez por eso observamos que muchos participantes utilizan el móvil o el ordenador personal contribuyendo a hacerlas más improductivas (y mas largas). La duración de la reunión parece justificar la realización simultánea de otras tareas urgentes ajenas a la misma, generando de esta forma un círculo vicioso clásico. Otra consecuencia negativa de las reuniones mal planteadas es que pueden dañar las relaciones de confianza que deben caracterizar el funcionamiento de un equipo eficaz: esta situación se da cuando la dinámica de la reunión prima el rechazo “argumentado” de los propuestas presentadas frente a la construcción y exploración colectiva de alternativas.

Hay claves para mejorar la eficacia de las reuniones desarrolladas desde el mundo de la gestión empresarial en cuanto a organización, horarios, duración y formatos. Pero en general olvidan lo fundamental que es entrenar al individuo y al grupo para involucrarse, sacar el máximo provecho y disfrutar de las mismas. ¿Que puede aportar la técnica teatral en este caso? Hemos comprobado en los dos últimos años de consultoría y práctica con empresas que existen al menos cinco claves teatrales transferibles, todas ellas sencillas, prácticas y entrenables; para todas ellas hay ejercicios concretos que las desarrollan:

  1. Atención frente a concentración: En su trabajo los actores han entrenado la habilidad de estar extremadamente atentos al resto de los actores durante toda la representación. Sin intensa atención permanente hacia el resto de los actores la representación no funciona, al margen de lo bien que cada uno se haya aprendido su texto.
  2. Sí, y además…: Rebotar las ideas y propuestas de los demás de un modo constructivo es la clave del teatro de improvisación. No existe la negativa a una propuesta sino el “sí y además”, una invitación a explorar nuevos caminos que enriquecen y expanden la propuesta inicial, activando la explotación de la diversidad en los equipos. Tanto para negociar como para construir y desarrollar nuevas ideas, el entrenamiento en improvisación es eficaz, divertido y práctico.
  3. El juego como trampolín para la creatividad: Para activar al máximo nuestra faceta de homo sapiens necesitamos primero poner en marcha la de homo ludens. Nos gusta jugar: hemos comprobado que ejercicios de juego utilizados en los ensayos teatrales potencian el trabajo en equipo, suben el nivel de atención en las reuniones y propician la creatividad en los grupos de profesionales.
  4. Encantados de conocernos: Con frecuencia los actores que van a preparar una obra de teatro no se conocen ni han trabajado juntos. Durante la primera semana de ensayos es esencial que se desarrolle un vínculo de confianza que les permita enfrentarse con éxito al reto de representar una obra. Muchas veces en el mundo de la empresa profesionales que llevan juntos durante muchos años apenas se conocen. Uno de los mayores placeres de las reuniones consiste en descubrir y reconocer las habilidades del los miembros del equipo y ver reflejadas en él las propias
  5. Síntesis Marcelo, síntesis: La capacidad para destilar conceptos, ideas y sentimientos de un modo memorable es inherente al teatro, que ha desarrollado a lo largo de los siglos las técnicas para contar historias complejas en un tiempo limitado. La transferencia de las mismas  a las salas de reuniones de las empresas, es una inversión inteligente.

Por ultimo hay que destacar que en teatro no hay una segunda oportunidad; cada representación es única, en vivo y en directo. Todo tiene que quedar resuelto cuando cae el telón. Esta llamada a la efectividad, la excelencia permanente y el tiempo tasado son atributos que solo pueden contribuir positivamente al éxito de las reuniones empresariales. Si queremos mejores resultados en las mismas es hora de ensayar cómo hacer las cosas de un modo prometedoramente diferente.

Este post ha sido escrito para el blog de Actúa Empresa