Archivo | historia RSS feed for this section

Pena de un año sin fútbol ni lotería para el que vuelva a mencionar la palabra “XXXXXX”

24 Dic

Ya nos hemos caído del guindo. Ya ha venido Luis, que sabrá los palillos del entramado financiero que hay que tocar para desactivar a los especuladores. De hecho el gobierno del que forma parte ha hecho de la “XXXXXX” uno de los argumentos de su campaña. Ya tenemos ministros con Currículo. Ya hemos aprendido que los perros no se atan con longaniza o con butifarra.

Así que vale ya.

Ya estamos hasta el gorro, aburridos hasta la nausea de la repetición obsesiva e incapacitante del concepto “XXXXXX” . ¡No nos lo repitan más! ¡Leñe! Hasta el gasto sanitario disminuiría si nos dieran menos la matraca con  la “XXXXXX”. Tendríamos mas altas las defensas, nos resfriaríamos menos, haríamos más deporte y padeceríamos menos estrés, alcoholismo y depresiones. Con la palabra “XXXXXX”, tendríamos que hacer como los inefables personajes de Harry Potter, con el Malo: los habitantes de Hogwarts no pueden mencionar el nombre Voldemort, porque hacerlo es como invocarlo. Debería de estar en el libro de estilo de los medios: prohibido mencionar la palabra “XXXXXX”. Es como, cuando jugando a la güija de adolescentes, esta deletrea inexorable lo que tienen en la cabeza los participantes.

Porque la mueven ellos inconscientemente.

O cuando montando en bicicleta ves una farola, te obsesionas  “mira que si me doy…”  y te la tragas. Profecía auto cumplida se llama. Se acabó el hablar de la “XXXXXX”. Hace falta un gran pacto social, pero no sobre el empleo, sino sobre evitar promocionar ese concepto incapacitante. Los publicitarios, esos grandes sicólogos colectivos que son capaces de juntar a la tribu de los humoristas celtíberos para vendernos mortadela Campofrío (para ver el anuncio pincha aqui),  tienen que confabularse: hay  que tematizar esos cientos de miles de GRPs que absorbemos cada año para que además de vendernos pantis , detergentes, corn flakes, y papel albal, llamen al optimismo, a la acción y nos recuerden que estamos aquí para ser felices. Debemos dejar de vivir con un paralizante nudo en el estomago, de despertarnos agobiados, preguntándonos cuando se terminara la “XXXXXX”, como si su finalización fuera un hecho ajeno a la actitud y el comportamiento de todos nosotros. Robert Muro escribía en su blog que trabajar ahora es como montar en bicicleta con el plato pequeño, das muchos pedales y casi no avanzas. Pero, eso si, subes cualquier cuesta. El otro día en la Guindalera la frase final de la adaptación del cuento de Chejov Tres años, era algo así como, “ lo relevante es decidir, lo de menos es que sea la decisión correcta”.  Y la propaganda masiva sobre la “XXXXXX” bloquea nuestro proceso decisorio, nos arrincona en lo mas oscuro  de nuestros cuarteles de invierno, sin  dejarnos ver que jugar con la nieve es muy divertido, y que la primavera esta a la vuelta de la esquina.

Alemania, indignados GMBH

24 Sep

El otro día vi pancartas desvaídas por el sol colgando de los puentes de la autopista. Convocaban a asambleas del movimiento 15 M, cuya cuota de pantalla  se ha fundido al sol de los últimos días de verano. La magia en  esta sociedad es que lo que no está en los medios no existe. Y al revés lo que ocupa los titulares adquiere trascendencia no importa su irrelevancia. Fíjate el futbol.

En Alemania los piratas no acampan, pero no solo han conseguido su cuota de pantalla, sino también 15 escaños en Berlín. ¿Que pasará con estos germanos de parche en el ojo, pata de palo e i phone al cinto? ¿se disolverá su ánimo reivindicativo en el ácido corruptor del poder, el coche y el despachito oficial? ¿O por el contrario remodelaran  el sistema desde dentro?.  Disciplinados alemanes, incluso cuando se rebelan contra el sistema lo hacen respetando las reglas del juego. Tal vez por eso su deuda soberana es un valor refugio, y lo que dice Merkel va a misa. Tal vez por eso no necesitan limite de velocidad en las autobahn. A lo mejor es el lúpulo cervecero, que hipertrofia sus siniestros hemisferios cerebrales.

En España deberíamos tener  la oportunidad de que el 15 M cambiara el escenario y las reglas del ruedo ibérico. Hasta los políticos consiguen  ponerse  de acuerdo y modificar la constitución, por el contrario los indignados hispanos no se acaban de poner de acuerdo y no modifican nada, lo cual es amargo y frustrante. Los alemanes nos han robado la cartera de la innovación reivindicativa. Nosotros la vimos primero, pero ellos se la han ligado. La ejecución es mas importante que la creación. Es como si en un restaurante de Niza te ofrecen la mejor paella del Mediterraneo.

Nuestros indignados desafortunadamente no se presentan a las elecciones, probablemente  por una de las siguientes razones  a) son tan incorruptibles  e idealistas que no quieren caer en la trampa que les tiende el sistema al que combaten b)  representan a tan poca gente que temen quedar expuestos, con las magras al aire en el table dancing de las urnas, porque solo son un fenómeno anecdótico, un fuego de artificio  amplificado  por los wonderbra de los telediarios y el marketing viral.  c) en la mejor tradición ibérica encarnan  un caos ideológico, un totum revolutum tan anárquico que no hay una sola indignación, sino muchas y  por tanto no es posible presentar una alternativa. d)  el individualismo contumaz nos hace  imposible llegar a un acuerdo, a un programa común, a unas ideas compartidas, mas allá de la explicable , visceral, generalizada, e inservible indignación. e) cualquier combinación en diferentes proporciones de las cuatro  razones anteriores.

Hay que ver  los alemanes. Hasta en rebelarse contra el sistema son inexorablemente eficientes. Como decía Ortega cada país tiene los políticos que se merece. Aunque no dijo nada sobre ello , seguramente también tenemos los grupos alternativos al sistema  que nos merecemos.

Lo que no puede ser, no puede ser. Y ademas va y pasa.

17 Jul

Una vez me dijeron que la concepción burguesa del orden y  el progreso, estaba periclitada. Nuestros padres pensaban que el  trabajo y el matrimonio eran para siempre, que cada vez acumulaban mas patrimonio a lo largo de la vida y que si ellos habían llegado a  aparejadores sus hijos iban a ser arquitectos. Todo lo cual es reconocidamente falso, y esa falsedad genera una cierta ansiedad individual y social. Pero vamos un paso mas allá en el terreno del desconcierto. La realidad supera a la ficción, no ya literaria sino cinematográfica que es aun mas delirante.  A Obama le han dado  el premio Nobel  de la paz. Un maremoto ha destruido centrales nucleares en Japón cuestionando el futuro de esa energía. El Euro puede desaparecer. Los pisos bajan brutalmente de precio, y no se venden. Estados Unidos está en quiebra. La izquierda Abertzale gobierna en San Sebastián, y en muchos otros municipios. La selección Española es campeona del Mundo. Al director del FMI le despiden por intento de violación. Encuentran y matan a Bin Laden. Los millonarios del mundo están en China. Cisne Negro, la historia se desarrolla como un conjunto de saltos discontinuos, mas que en una previsible trayectoria. En el nuevo milenio, las colas de la campana de Gauss desarrollan un extraño magnetismo. A nosotros, Ibéricos, mas nos vale mimetizar a lobos oportunistas que a linces de piñón fijo.

Viejos comunistas, tozudos conservadores.

25 Feb

El pasado año   fue el centenario de Miguel Hernández. Difícil no obstante encontrar libros conmemorativos, obras completas del pastor poeta y dramaturgo. En el Instituto Cervantes los actores le rindieron homenaje en una maratón de intervencione variopintas y sinceras: lectura de poesias, talentosas representaciones teatrales, lecturas dramatizadas, panegíricos emocionados. Alguien reivindicó desde el atril la condición de comunista de Miguel Hernández, alguien que decía, con orgullo, no haberse alejado un ápice de esa ideología desde hacia treinta y cinco años, como si la invariabilidad en la vision del mundo fuera encomiable o inteligente . Que triste, vive dios, no por comunista, sino por autista voluntario. ¡Tanto evolucionó, el homenajeado en su corta vida! Que difícil nos resulta a los humanos cambiar de opinión, lo dice Punset en sus libros eruditos. Mas fácil les resulta a los monos, que a los supuestamente mas evolucionados humanos. Socialmente esta bien vista  la invariabilidad ideológica,  refractaria hacia el entorno cambiante y las ideas  aportadas por otros. Premiamos socialmente la tozudez y el integrismo, mayormente cuando reconfirma y alimenta nuestras ¿convicciones?. Que triste, y talibán. Y que poco práctico. Rajoy, don Mariano, tiene una idea y no la cambia: Las elecciones las pierde el gobierno, no las gana la oposición. Formula, simple, pasiva y tramposa, no le ha funcionado, y probablemente no le va a funcionar., porque petroleos y gases aparte, los síntomas de la crisis empiezan sutilmente a periclitar en los secretos despachos de los analistas. Y empezar a reducir el paro es mas viable de lo que parece, incluso para los politicos que nos gobiernan. Pero la invariabilidad, la persistencia hasta la contumacia, aunque sea en el error,  justifica dada su aceptacion social, el fracaso por doloroso que sea.  Y los monos no fuman puros.

Por las calles voy dejando

Algo que voy recogiendo

Pedazos de  vida mia

Venidos desde muy lejos

Un viaje de diez mil kilometros

19 Feb

¡Que lejos queda Tiananmen  de Tahrir, en el tiempo y en el espacio!. Nunca se supo con certeza cuantas vidas fueron sacrificadas en aquel intento ahogado con sangre. Nada cambió, nadie se fue.Hoy China se perfila como dueño del mundo y del futuro, de ese que linda con el presente. La juventud egipcia ha sido, alimentada por la falta de horizontes, la sangre y el corazón de la revolución que expulsa a Mubarak. Hoy la juventud china es ambiciosa y tiene muchas  puertas abiertas. Tiene hambre pero no de la mala, de la que mata ,  y muchas  posibilidades de satisfacerla. Algunos años antes de Tiananmen, en Haití, Baby Doc fue expulsado , y se celebró, con júbilo esperanzado dentro de la isla, y con satisfaccion displicente uera. Un dictador menos. Problema solucionado. Hoy, cinco lustros años mas tarde los haitianos acogen con indiferencia o incluso con esperanza el regreso del dictador en su otoño flaccido. Nada puede ser peor, salvo, oh (¿justos?) dioses, otro terremoto devastador. Si me va a dar de comer, que vuelva. En Egipto se ha dado el primer paso de un viaje de diez mil kilómetros. Un viaje para el que hacen falta muchas alforjas, fuertes botas, brújulas certeras. Un viaje en el que no hay reglas salvo las que marca la propia supervivencia. ( Gracias Cormac).Y en el que la democracia,  religión laica de europeos viejos y etnocéntricos, que nos seguimos creyendo  arbitros, dueños y guardianes de la verdad, no es mas que una anécdota. La compostela pintoresca en un  Camino de Santiago recorrido a velocidad de record, en bicicleta a caballo o  en todoterreno, por atletas ateos. Que tengais suerte  hermanos egipcios, o que Alá os guíe.

Simon Bolivar muerto por un obus

20 Ene

Simon Bolivar combatio eficazmente contra el Imperio, que aunque se sabia derrotado , peleaba con la ferocidad que da la desesperacion. Era , como muchos generales rudo con sus hombres, y valiente. La valentia tiene un punto de incosnciencia, vinculada tal vez a la juventud y el fuerte sentimiento de invulnerabilidad, que se pierde con los años. Sin embargo Simon Bolivar Buckner jr fue alcanzado mortalmente por la metralla enemiga, modesta pero letal cuando ya estaba cercano los sesenta años, siendo el oficial estadounidense de mayor rango jamas muerto en combate, durante los ultimos dias de la batalla de Okinawa, en la que los soldados del imperio exigian a los indigenas que se suicidaran antes de entregarse a los libertadores. Su padre tambien se llamaba Simon Bolivar , y peleo en la gerra civil americana. De niño sus padres le pusieron ese nombre en honor del Simon Bolivar venezolano y tal vez fue la coherencia con la tradicion familiar del nombre la que le llevo a Buckner jr en una edad senatorial, frontera  con  la politica en otros generales americanos, a la muerte.