Tag Archives: Big Data

¿Take, Make, Waste? Mejor Reduce, Reuse, Recycle

2 Jul

infographic-reduce-reuse-recycleLa economía circular está de moda. No solo porque es más responsable social y medioambientalmente, sino porque ofrece numerosas oportunidades de ganar dinero, tanto para start ups como para astutas empresas consolidadas. Y hasta para los propios consumidores/ciudadanos

La economía circular va mucho más allá que de lo expresado en  la infografía que ilustra este post, y tiene mucho más de lo primero que de lo segundo  La perfección geométrica es elegante pero engañosa. Más que de economía circular, se trata de una innovadora economía de la eficiencia

Hay tres catalizadores que explican la irresistible ascensión de este nuevo modelo económico

El primero es sociológico: el aprendizaje, impulsado por la crisis, de que para disfrutar de experiencias no son necesarias pertenencias. Separar el disfrute de la posesión amplia posibilidades y reduce obligaciones. Cuanto más tienes , menos libre eres. Esta tendencia es el motor que alimenta la economía colaborativa y el concepto PaaS (Product as a Service). E intuyo que no es exclusiva de los Millenials

El segundo esta relacionado con la estrategia empresarial: por definición la economía circular es más eficiente, usa menos recursos y por tanto es mas competitiva. Además las empresas que la adoptan en muchos casos acceden a valiosísima información sobre cada uno de sus consumidores, a quienes por otra parte aportan el beneficio emocional de participar en modelos de consumo mas responsables

Y el tercero es de carácter tecnológico. La transformación digital  y el IoT (En el futuro, Harari dixit, el IoAT, el Internet de TODAS las cosas) , permiten  a los consumidores acceder al uso compartido y a un activo mercado C2C;  y a las empresas a optimizar la vida útil de sus productos duraderos, o gestionar su localización, reutilización y reciclaje,

Toca repensar múltiples conceptos: el diseño de productos orientado a la recuperación o uso compartido, su vida útil y reparabilidad, la idea de los productos como servicio, el concepto de CRM,..  Esta revolución conceptual no solo afecta a empresas y consumidores: los legisladores deberían hacer un esfuerzo para no quedarse, como tradicionalmente,  penosamente detrás de la realidad

Parafraseando a Paul Valéry:

“El peligro (¿oportunidad?) de nuestro tiempo es que el futuro ya no es lo que era”

Cloud Computing and Big data mining: the answer to any question is blowing in the wind

8 Oct

15584291-mujer-que-trabaja-en-los-servidores-con-ordenador-portatil-sentado-en-el-suelo-en-el-centro-de-datos (Perdón por utilizar en el titulo “la otra” lengua global).

He utilizado varias veces Interdominios para registrar varias paginas. Siempre pensé que era una empresa virtual situada en algún lugar de la nube , o como mínimo en algún paraíso (fiscal) para start ups como la verde, rescatada y fiscalmente paradisiaca Irlanda. Pero no, está en la Ciudad de la Imagen al lado del Kinépolis y alberga también un centro de datos con unidades de memoria y discos duros que almacenan y procesan miles  de terabytes.  Estuve allí por primera vez hace unos días. Me encontré  en el sótano solitario, donde latian las unidades de memoria a un emprendedor de diecisiete años tecleando enérgicamente,  configurando  discos duros capaces de gestionar un billón de datos al minuto. La actividad en las redes sociales crece exponencialmente y genera  una información en apariencia humanamente inabarcable.  Pero el Cloud Computing y el Big Data mining están desarrollándose casi en paralelo. Antes (ahora), para saber que pensaba la población, encuestábamos a una muestra limitada y teóricamente representativa, y los resultados se extrapolaban al total. Por ejemplo, el mediatico  Barómetro del CIS. A veces los encuestados  eran recompensados por su colaboración, sobre todo si se convertían en panelistas, que participaban  en un mismo estudio repetidamente a lo largo del tiempo. Hoy la población opina y explica su comportamiento en las redes sociales masiva, continua y voluntariamente, y las tecnologias para transformar este alud de datos en informacion inteligible  están  perfeccionándose a una velocidad de vértigo. La capacidad humana naciente  de entender lo que piensan cientos de millones de personas en tiempo real, revolucionará el marketing, la sociología, y puede que la política. Y  de alguna forma proyectará la frontera de lo divino  a lugares insospechadamente mas lejanos. Tal vez en los proximos  dos años. La respuesta a todas las preguntas está en el viento, y empezamos a comprender su lenguaje.